Aprende a Crear Fichas de Productos para tu Tienda Online Alucinantes

Hoy vengo con un post de invitado de Carolina Lacruz que me hace mucha ilusión presentarles, una Crack del Copywriting web que esta marcando la diferencia.

Carolina, además de blogger y copywriter, está especializada en servicios de marca personal 2.0, así que si tienes un blog o tienda online y quieres empezar con buen pie, al final del post te dejaré su contacto para que puedas tratar con ella, te garantizo que su trabajo es de matrícula de honor.

 

vamos allá…

 

Uno de los ámbitos más correosos dentro del copywriting es el ecommerce. Las famosas fichas de producto son todo un reto para quien tiene que redactarlas.

Y, además, nunca parece que estén bien. ¿No has leído nunca alguna de estas frases?

  • Las fichas de producto son todas iguales.
  • No encuentro una ficha de producto interesante. No son más que una retahíla de características.

Esto es cierto, pero también voy a romper una lanza a favor de estos elementos. Y también iré más allá para añadir aspectos que hagan más interesantes las fichas de producto.

¿Qué tiene que tener una ficha de producto sí o sí?

Vamos a comenzar por lo que tiene que estar ahí. Si no está ahí, no vendes. Es como la gente que quiere aprender inglés y dice que la gramática es un rollo. Yo a eso contesto:

“Todo lo rollo que quieras. Pero si solo practicas conversación y no estudias la gramática, tu nivel de inglés nunca será realmente bueno. A los hechos me remito que he vivido 3 años allá.”

Si estás diseñando tu tienda online por supuesto ya sabes qué es lo que vas a vender. O a lo mejor ya tienes la tienda montada. En todo caso presta atención porque si tus fichas de producto no contienen lo siguiente es que les falta algo.

  • Nombre del producto.
  • Fotos del producto desde diferentes ángulos.
  • Precios y descuentos (si los hay).
  • Stock, o lo que es lo mismo, cuántas unidades me quedan.
  • Plazo en el que tendrás el producto en casa.
  • Botones de compartir en redes sociales.
  • Una selección de productos relacionados, o más vendidos.
  • Características y beneficios del producto.
  • Testimonios y opiniones de clientes satisfechos.

 

Nombre del producto

La verdad de Perogrullo dice que a la mano cerrada la llaman puño. El nombre del producto tiene que aparecer siempre. Pero hay más. En caso de que tengamos un ecommerce con productos de varias marcas, estaría genial comenzar las páginas dedicadas a una determinada marca con una pequeña descripción de los beneficios y puntos fuertes de la marca.

Imaginemos que estamos vendiendo calzado de la marca Nike. De esta marca se podría destacar su producción de calidad desde 1964 tal que hasta una gran cantidad de deportistas de alto rendimiento la han utilizado. También se han introducido en el mundo de la moda.

Asimismo, son conocidas por ser pioneras en ofrecer confort con su desarrollo tecnológico. La cámara de aire, que da más confort en la zancada, ha sido uno de los signos distintivos de Nike.

¿Por qué no aprovechas estas potencialidades de la marca como frase con gancho para sus productos?

Fotos

Una tienda online sin fotos no existe. Necesitamos saber lo que estamos comprando. Por eso las fotos deben ser nítidas, grandes y hechas desde diferentes ángulos.

Incluso si el producto se encuentra en diferentes colores, también se deberían incluir fotos donde se vean todos los colores. La razón es que así nos hacemos a la idea de los cambios de color.

Los colores blanco y negro no dan lugar a dudas, pero los demás tienen gamas amplias de intensidades.

 

Selección de productos relacionados

Esto es bastante similar a cuando en un blog salen algunos posts relacionados en la parte de abajo. Aquí podrían salir artículos relacionados o más vendidos. Así incentivamos al visitante a ver más productos.

 

Beneficios del producto y características técnicas (si es necesario)

Esta es la parte que a nadie gusta, la más aburrida pero es necesaria. ¿Razón? La misma que justifica la presencia de las fotografías. No estamos viendo ese producto, por tanto nos lo tienen que describir.

Voy a poner un ejemplo de un tipo de producto con una descripción aburrida pero necesaria.

Imagina que vas a comprar un compresor en una tienda online. Seguro que aparecen una lista de características técnicas como intensidad de corriente, etc.

A la mayoría estos datos no nos dirán nada, pero para el cliente potencial de este tipo de producto son imprescindibles, si no es imposible que realice la compra. Le faltaría información.

Igualmente, en una máquina se necesitan sus dimensiones. Tienes que saber cuánto va a ocupar, quizá no tengas sitio para colocarla y eso lo debes saber antes de comprar para evitar devoluciones.

Si estamos en una tienda física mirando vestidos seguro que nos fijaremos en el tipo de tejido. Por tanto en una tienda online, una de las características que nunca está de más en la ropa es el tipo de tejido.

Ahora bien, hay muchas maneras de realizar esta descripción para que no quede simplemente como un listado de características y más de lo mismo.

Pongo un ejemplo figurado de un vestido de verano: Este vestido está fabricado con una mezcla de 90% de algodón y 10% de poliéster. El algodón es el mejor tejido para el verano porque transpira. La mezcla con poliéster impedirá que se encoja. En una hora ya lo tendrás seco y no necesita plancha.

¿Qué se consigue con esta descripción? Que se vean los beneficios además de las características.

Sin embargo, según de qué producto hablemos conviene no mencionar apenas las características y sí los beneficios. Pongamos el caso de un perfume o desodorante. ¿Importa al consumidor cuáles son sus ingredientes? Realmente no, lo único más importante en la práctica es si lleva o no alcohol.

 

Precios y descuentos

Evidentemente hay que indicar cuánto va a costar el producto. Si esto no se indicara el posible comprador se dará la vuelta y se irá a otra web donde sí se muestren los precios.

En caso de que se esté aplicando algún descuento, también hay que indicarlo. Para ello una manera muy eficaz de que se aprecie el valor de esa oferta es indicando también el precio original tachado. Incluso se puede enfatizar más indicando el porcentaje o la cantidad que te estás ahorrando.

Como ves, esto no tiene ningún misterio. Es exactamente igual a lo que hacen las tiendas físicas.

 

Unidades disponibles

Indicar cuántas unidades tienes de tus productos es una forma de ofrecer más transparencia y confianza a tus compradores potenciales.

 

Opiniones de clientes satisfechos

Si no ves la importancia de los testimonios en tu tienda online, no tienes más que analizar una web como Amazon.

Uno de sus puntos fuertes son los testimonios de los clientes. ¿Quién no ha ido buscando un producto y una de las cosas que ha ido a mirar son las opiniones de Amazon?

Y si buscamos en Amazon en inglés nos salen muchos más testimonios que en español. En esto los hispanohablantes deberíamos imitar un poco más a los americanos, ya que, bajo mi punto de vista, somos algo perezosos a la hora de escribir nuestra opinión sobre los productos que compramos online.

Otra forma de valorar las compras y que da menos pereza son las estrellitas, que también se encuentran en Amazon. Incluso algunos blogs las incluyen para valorar los posts, lo cual también ayuda al posicionamiento.

 

Botones de compartir en las redes sociales

Si te apetece compartir uno de los productos que has visto en las redes sociales y recomendarlo, debes tenerlo lo más fácil posible. Los botones de compartir en las redes sociales no faltan ya en ningún blog, por eso es obligado que estén en un ecommerce.

 

Productos relacionados

Mostrar una selección de productos relacionados o más vendidos incita a la permanencia en la tienda. Esto es lo mismo que sucede en un blog. Sobre todo, si es la primera vez que aterrizas en un blog o en una tienda online y te gusta lo que has visto, estarás tentado de querer saber más y conocer mejor esa tienda que tanto te ha gustado.

Todos estos puntos descritos tienes que verlos no como algo que tienes que incluir en tu tienda porque te lo dicen los expertos. La lógica de todo esto es que tenemos que anticiparnos a las necesidades de los clientes.

En una tienda tradicional tenemos a un vendedor para preguntarle, pero en una tienda online no es así. Entonces hay que hacer todo lo posible para que el visitante tenga toda la información en bandeja. Que no tenga que pensar y busque lo menos posible.

 

¿Qué más podemos hacer para que nuestras fichas de producto sean chulas de verdad?

Nunca me ha gusta ser una más del montón. Por eso voy a hacer que tu tienda online tampoco lo sea. Pero para eso toca trabajar. ¿Y cómo se hace eso? Ahora te explico.

 

Tu tienda tiene que tener un blog

Si tu tienda tiene un blog, puedes escribir temas relacionados con tus productos y enlazarlos a las fichas de producto. Así el posible comprador puede tener más información y lo más importante, puede conocer más en profundidad los beneficios.

 

Una página sobre mí o acerca de

Todos queremos saber quién hay detrás de una web. Si miras tu Analytics, la página sobre mí es una de las más visitadas. Es la mejor manera de generar confianza y que te conozcan mejor.

Si quieres conocerme mejor, aquí tienes la mía “Carolina Lacruz, Copywriter web” 😉

 

Vídeos

Existen tiendas online cuyos propietarios también suben vídeos a YouTube. Uno de los mejores ejemplos de esto es Leroy Merlin con su canal de bricolaje. ¿Por qué no enlazar esos vídeos a nuestras fichas de producto?

Es lo mejor para que tus lectores te conozcan en vivo y así puedes explicar las ventajas de tus productos, como si fueras un vendedor que tiene delante a una persona interesada por sus artículos. Con la diferencia de que aquí puedes tener una audiencia mucho mayor.

 

¿Y si los productos hablasen? El ecommerce del futuro

Imagina que tienes un tarro de miel en las manos y de repente empieza a hablarte de sí misma.

Raro, ¿verdad? Pues a mí me ha pasado. Pero no te asustes, que no es una miel fantasma. Se trata de un bote de cristal con una etiqueta que dice lo siguiente:

Soy una miel que no ha sido tratada industrialmente, ni homogeneizada ni pasteurizada y voy a endurecer (cristalizar) para mi propia conservación. Si me prefiere líquida puede calentarme suavemente al baño maría o en el microondas, pero recuerde que cuantas más y más veces me caliente, más propiedades y encimas naturales pierdo. Prefiero que me batan. Tráteme bien y se lo agradeceré.

 

¿Qué piensas? ¿Crees que es buena idea enfocar las fichas de producto poniendo voz a los productos?

Espero tu comentario con tu opinión sobre este último punto o cualquier otro tratado en el artículo.

 

Ya te advertí que es una crack 😉

Si necesitas mejorar tu marca personal, reputación online o simplemente necesitas una Copywriter que le de un giro de 360º a tu blog, puedes ponerte en contacto con ella en: Blog de Carolina Lacruz

 

Si tus palabras no convencen, tus visitantes se darán la vuelta y ya puedes olvidarte de vender

 

 

10 thoughts on “Aprende a Crear Fichas de Productos para tu Tienda Online Alucinantes

  1. Carolina, a veces, no se ve la verdadera importancia de los blogs en las tiendas online.

    En sus posts, se pueden dar respuestas a las preguntas más frecuentes sobre un producto. Su zona de comentarios nos puede servir para recoger sugerencias sobre nuevos productos.

    Y sobre todo, los comentarios no respondidos dan una mala imagen comercial. Pueden parecer pequeños detalles. Pero cuesta mucho conseguir un cliente y muy poco perderlo.

  2. ¡Bravo! Buen content que deberían leerse de pe a pa todas las tiendas online que quieran triunfar.

    El problema, Carolina, es que ya me dirás tú qué tienda con más de 30 productos desea incluir de forma personalizada toda esta info que comentas. El no hacerlo piensan que traerá consecuencias negativas por temas de contenido duplicado (famoso caso de un mismo producto en dos colores), que se soluciona con un rel=canonical y apañados… Pero a nivel de ventas y conversiones habría que ver.

    En fin, que las ecommerce son huesos duros de roer para los copys, sin duda, y que todavía no ha llegado el día en que los dueños se lancen a invertir en auténtico contenido de calité. Cuando haya 50 iguales de cada cosa ya veremos.

    ¡Felicidades por el post! 🙂

    • Hola Joan,
      la verdad es que todo esto sería lo ideal, hay cosas que son muy fáciles de aplicar y otras no tanto, todo depende mucho de los productos. Y, por supuesto, como bien dices, de lo que la gente quiera invertir en contenidos buenos de verdad para las tiendas, pues generalmente hay un buen trecho hasta allí.
      Bajo mi punto de vista, algo que podría ser un punto de diferenciación podrían ser los vídeos. Subirlos a YouTube e insertar un enlace al producto. De hecho es que hay quien tiene vídeos pero no los enlaza a sus ecommerce.
      Gracias por tu comentario 😀

  3. Hola Carolina,

    muy bueno tu post. Siempre se puede personalizar (o darle la personalidad de marca) cualquier tienda y producto – y en ello lo de que los productos hablen es una idea genial, aunque depende del tono de voz que esté usando la marca, claro.

    Y lo de tener un blog… por fin alguien que piensa como yo. Estoy haciendo un trabajo de SEO para un cliente con una tienda que piensa que posicionarse primero en Google es lo que le dará ventas: me está costando hacerle entender lo importante que es que hable con sus clientes o prospectos.

    Gracias por la info!!!

    • Hola María,
      la verdad es que todo se complica mucho porque hay tanta competencia que hay que tener en cuenta todo. A mí me parece que un blog es muy necesario en una tienda online. Además también ayudará a posicionar.
      Gracias por tu comentario 😀

  4. Hola Carolina,
    Este post es grande, muy grande! De hecho, visualizaba como aplicarlo a un producto digital para su venta y creo que podría valer también todos tus buenos consejos para una landing page. Tú que opinas? O me estoy flipando? Jeje

    • Hola Rosa,

      no es ningún disparate. Al final todo va conectado y lo que queremos es atraer. Hay que mirar cómo hacerlo, pero quizá así quede algo diferente, que buena falta hace muchas veces.

      Un abrazo y gracias por comentar.

Deja un comentario