Contratar hosting: 8 cosas que debes tener en cuenta antes de hacerlo

Has decidido lanzar tu web o blog o quizás eres alguien con un negocio físico que quiere comenzar a tener presencia en Internet.

Pero hay una pregunta que no sabes responder:

¿Qué hosting contratar? ¿Cuál es el mejor para mí?

De hecho, puede que ni sepas qué es un hosting o qué tipos de hosting existen. Si esa es tu primera duda, solo te diré que “el espacio que ocupará tu web en Internet”.

Haciendo una comparación muy llana sería como si te dijera que el hosting es la parcela en la que crearás tu casita online. Pero, por desgracia, contratar hosting puede llegar a ser más difícil que construir una casa.

O puede ser muy fácil también… ¡si sabes qué debes tener en cuenta antes de contratarlo!

Y eso es lo que te enseñaré en este artículo. Te diré los 8 aspectos que debes revisar antes de “firmar” tu contrato de hosting y cómo elegir el hosting ideal para tu blog.

   

1. ¿Cuántos dominios vas a necesitar?

Hay diferentes tipos de hosting y planes en todas las empresas de hosting, pero el plan más básico de todas suele tener algo en común: solo permite tener un dominio por hosting.

Si en tu caso solo vas a contratar un hosting para una web y no necesitas más, no hay problema. Te valdrá con cualquier plan y no tendrás que fijarte en este aspecto para nada.

2. ¿Cuántas visitas esperas recibir?

Si tu web va a tener 1.000 visitas al mes y tu contenido es estático, dudo que necesites un hosting avanzado y te valdrá con el tipo de hosting más básico de todos. Eso sí, aunque sea este tu caso, olvídate del hosting gratuito porque da muchos problemas.

A la hora de contratar hosting debes pensar en tus necesidades antes de contratar nada. Si vives solo, ¿te comprarías una casa con 5 habitaciones? Seguro que no.

Pues si tienes una pequeña web con pocas visitas, ¡no te pilles un hosting avanzado! Con lo básico te valdrá.

3. ¿Qué limitaciones tiene tu hosting?

Hay 2 aspectos que debes vigilar a la hora de contratar: espacio en disco y transferencia mensual.

El primero sería el espacio que ocupas con tu propia web, imágenes, entradas, páginas, etc, mientras que el segundo sería la cantidad de tráfico web que puede soportar tu plan de hosting.

La transferencia mensual, salvo que contrates un hosting gratuito o uno de 1€ de los que no te recomiendo, no debería ser un problema al principio. Dudo que crees tu web y generes miles de visitas.

Sin embargo, cuidado con el espacio en disco. Te recomiendo tener, al menos, 1 GB contratado para evitar que tu web se colapse debido a las imágenes en emails, propias imágenes de tu web, blog o tienda, etc.

4. ¿Cómo de fácil de usar es el hosting?

¿Tu proveedor de hosting te proporciona un panel de control súper sencillo que podría entender hasta tu sobrino de 5 años? ¿O por el contrario tiene un panel que parece escrito en chino y del que no entiendes ni una palabra?

Revísalo antes de contratar hosting. Si ese proveedor no te permite probar su plan durante, al menos, 7 días es que no te puedes fiar de ellos. En esos días prueba lo fácil que es instalar WordPress, cambiar DNS y hacer cosas básicas con tu dominio.

5. ¿Es rápido o es lento?

Puede parecer una tontería que tu hosting cargue en 1,5 segundos o que cargue en 3 cuando estás sentado en tu PC. Pero si eso ocurre en un móvil, te diré que es lo que pasa en esos 1,5 segundos adicionales de carga: ¡tu visita se va por donde vino sin ni abrir tu web!

Imagina que alguien busca en tu ciudad “restaurante en nombre de tu ciudad” y el tuyo sale el primero en Google. Hace clic en él y, como la página carga lenta, la cierra y abre la de otro restaurante, en el que acaba cenando.

Para que esto no te pase, revisa cómo cargan otras páginas que están alojadas en ese hosting antes de contratarlo.

6. ¿El soporte responde en poco tiempo?

Este 6º punto puede ser el más importante de todos. ¿Por qué?

Porque tu hosting, sea cual sea y pagues lo que pagues, acabará fallando alguna vez o provocarás algún fallo en él tarde o temprano. Y ahí, salvo que seas un programador o administrador de sistemas, necesitarás tirar de soporte.

En tu prueba de 7-14 días haz alguna pregunta y analiza cuánto tiempo tardan en responder. O, si conoces a alguien que esté dentro alojado, pídele que lo haga por ti.

7. ¿Es escalable a largo plazo?

Como he hablado antes, puede que comiences tu proyecto con unas 500-1.000 visitas al día. Es lo normal y todos empezamos así, de hecho puede que hasta te quedes ahí para siempre (¡y eso no significa que esté mal!).

Pero, ¿y si duplicas tus visitas? ¿Y si empiezas a recibir cada vez más tráfico? En ese momento, puede que sea hora de subir la capacidad de tu hosting y pasar a otro plan.

¿Tu alojamiento tiene un plan superior disponible para ti? ¿Su precio es aceptable y tiene sentido? Hazte esas dos preguntas antes de contratar nada de hosting si crees que tus visitas van a ir aumentando.

8. ¿Español o extranjero?

Hay hostings en Europa y EEUU que son muy buenos y que no tienen nada que envidiar a los que dan servicios en español. Pero, si el inglés no es lo tuyo, ya puedes ir olvidándote de ellos.

El soporte, los correos, el panel y todo estará en inglés. Además, los precios tampoco serán inferiores a los que te proporcionan los proveedores nacionales y las prestaciones serán parecidas.

Visto todo esto… ¿qué sentido tiene elegir un hosting de otro país?

 

Raiola Networks, el hosting que cumple con todo

Podrías poner a rastrear hostings para ver cuál cumple los 8 puntos… o podrías hacerme caso si te digo que hay uno que los cumple todos (y que yo uso): Raiola Networks.

raiola3

Como decía ese famoso anuncio de los 80′, si mal no recuerdo: busca, compara y si encuentras algo mejor… ¡te devolvemos el dinero!

Y tú, ¿conoces algún otro hosting que cumpla estos 8 requisitos? ¿Has tenido alguna duda para contratar hosting que no haya resuelto en este post?

Escribe en la zona de comentarios y te responderé lo antes posible 😉

 

 

 

2 thoughts on “Contratar hosting: 8 cosas que debes tener en cuenta antes de hacerlo

  1. Hola Gilbert,

    pues me parece que mi gozo va a acabar en un pozo. Yo que creía que con contratar hosting una vez te valía para más de una web (aunque no fueran muchas). Pero veo que si tienes más de un proyecto online es necesario un hosting VPS, así que a soltar pasta se ha dicho.

    Besos 🙂

    • Hola Carolina

      En realidad dependiendo del plan de hosting compartido contratado podrás alojar 1, 2, 3, 9 o más dominios. Lo único es que todos los dominios compartirán los mismos recursos entre ellos y entre los demás blogs que estén alojados en el servidor (aunque no sean los tuyos).

      Esto no es malo, yo tengo un plan multidominio con varios blogs alojados y me va muy bien.

      Sólo necesitarás pasarte a un VPS cuando un compartido se te está quedando corto y necesites más recursos para soportar el aluvión de visitas que recibes por ejemplo 😉

      1 abrazo

Deja un comentario