Respira, no te ahogues

¡Hola a todos! ¿Cómo va eso? Tal y como os dije ayer hoy volveríamos con un nuevo post. Quizás sea sábado y no tengas muchas ganas de aprender nuevas técnicas. Teniendo en cuenta que es fin de semana y sería comprensible que deseas “desconectar”, te haré un post algo diferente, te voy a motivar o por lo menos aclarar tus ideas. Esa es mi intención. Por eso solo te voy a decir una cosa: respira, no te ahogues.

 

Si eres emprendedor online desde hace un tiempo ya sabes lo difícil que es estar en este “mundillo”. El estrés es algo inevitable, ya que cada día pasan cosas diferentes, desde un cliente que te está dando la puñeta hasta que tu propia página deje de funcionar. Todas estasa probabilidades existen, existirán y tarde o temprano te llegará, es de esas cosas inevitables que debemos experimentar para pisar los pies en la tierra.

Pero ahora viene un aliciente más: la campaña de navidad. Es ahora cuando nos toca respirar profundamente para no terminar ahogados, ya que las expectativas generadas en estas fechas, a lo que se refiere el dinero son muy altas.

Vamos a entrar en el mes glorioso, donde la gente se vuelve loca para comprar regalos a sus seres queridos, donde las empresas hacen cenas por no mencionar las familiares. Todo esto puede hacer que te ahogues y no respires, porque te puedes encontrar en situaciones estresantes.

Pedirte que te relajes suena fácil, pero a su vez es muy difícil conseguirlo. El cóctel molotov que está a punto de ir a tu vera te obligará a tener sensaciones angustiosas en muchas de las veces y mantener un equilibrio de cuerpo y mente es realmente difícil, pero no imposible.

Respira, no te ahogues o de lo contrario estás perdido/a

Hagamos una cosa. Vamos a dar por hecho que esta situación es inevitable. Hagas lo que hagas vas a empezar a sentir esa sensación angustiosa, pero también depende de nosotros controlar la situación o no. De hecho, si no lo haces te pueden pasar estas cosas:

1) Mal humor

Tener mal humor no es aconsejable para ti ni tampoco los que te rodean. Se creará un ambiente hostil donde el estrés aumentará mucho más y precisamente estamos buscando todo lo contrario.

2) No te dejará pensar con claridad

Si estás nervioso/a no podrás pensar con claridad. Esto puede provocar que tu negocio quede afectado en esta época y es lo que menos nos interesa. Además,no tendrás la capacidad de reflexionar como es debido y sentirás que todo el mundo te ataca.

3) Tendrás lo contrario que deseabas tener

Tener una mentalidad negativa tiene estas cosas. Querrás conseguir unas cosas pero en cambio recibirás todo lo contrario. Es lo más parecido a la ley de Murphy. Esto es debido porque lo provocamos nosotros mismos aunque pienses que no. Recuerda que tus decisiones influyen en tu vida.

4) Te sentirás como un bicho raro

El estrés puede provocar que te sientas un bicho raro, ya que pensarás que eres un incomprendido/a y que todo el mundo planea conspirar contra ti. En realidad sabes que no es así, la mayoría de personas no buscan “joderte el día”, simplemente lo haces tú, créeme.

Te propongo esta perspectiva

Para demostrar que tu mentalidad es quien condiciona todo, te voy a mostrar otra perspectiva para que puedas respirar y no ahogarte.

respira

1) Tómate unos días de descanso si es preciso

Que trabajes más no implica que ganes más. A veces es necesario hacer un “Kit Kat” para recargar las pilas, y así de esta manera podrás ver las cosas desde otra perspectiva. Tampoco digo que no hagas nada en quince días, pero a veces tres días de descanso es suficiente.

2) No pierdas la calma

Muchas veces se solucionan las cosas por mantener la calma. Las situaciones son inevitables, cierto, pero si pierdes los nervios será mucho peor. Mantener la calma equivale a ser más consciente de lo que hay a tu alrededor y esto te puede ayudar a ver soluciones.

3) Antes de la campaña navideña prepara una estrategia

Muchas personas hacen las cosas a última hora. Si pretendes vender mucho en la campaña de navidad, no puedes pretender hacer la estrategia cuando ya estás de lleno en el meollo. Aún estás a tiempo de reflexionar, ahora pensarás con más claridad.

4) Recuerda los mandamientos

Una de las maneras en no perder la calma es recordar los mandamientos blogueros (también sirve para webmasters), ya que eso te ayudará a no desviarte del camino.

Como puedes ver todo depende de ti. Respirar o ahogarse muchas veces lo decidimos nosotros mismos, solo es cuestión de aceptar la realidad. Yo particularmente prefiero respirar, no sé tú,pero yo me siento mucho más cómodo. Así que ya sabes lo que tienes que hacer 🙂 .

Y tú ¿respiras o te ahogas?

¡Buen fin de semana!
Derechos de foto: Freedigitalphotos

Deja un comentario

Los datos que nos facilites mediante este formulario serán tratados por Gilbert Alayón como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos es responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Raiola Networks, situados en la Unión Europea (Política de privacidad de Raiola Networks).

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a gilbertlanzarote (arroba) todohostingweb.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi Política de privacidad .

He leído y acepto la política de privacidad *